Navidad

¿Que puedo decir? ME ENCANTA LA NAVIDAD.   Los regalos eran lo máximo cuando niña, se podía soñar todo el año con lo que le pediría a Santa Claus, para luego en diciembre, hacer una muy explícita carta dirigida al gordito simpático, en la cual pedía todos y cada uno de los juguetes con los que soñé por un año completito. A veces, algunos sueños se cumplía, otras, venían sueños inimaginados que ni se me había ocurrido pedir.  Factor común: JUGUETES; SUEÑOS CUMPLIDOS Y ALEGRIA.

Los regalos bajo el árbol era lo mejor de Navidad

Los regalos bajo el árbol, era lo mejor de Navidad

En mi casa siempre rezamos en frente del nacimiento, el 24 de diciembre a las 12 de la noche.  Antes de comer y antes de abrir los regalos.  Mi mamá, de rodillas, siempre agradece a Dios por la vida, por nosotros y por todo.  Yo, hace algunos (bastantes) años, solo quería que terminara el rezo y volar a destapar regalos, no me interesaba nada mas. No me interesaba si estabamos celebrando el cumpleaños de Jesus, ni nada.  Para mi la navidad eran juguetes.  Sin embargo, había que obedecer, y rezar, o no se destapaba ningún regalo. ¡Qué cosas!

Los regalos tendrían que esperar

Los regalos tendrían que esperar

Luego, crecí (si, a todos nos pasa) pero no soló creció mi cuerpo, sino que mi mente empezó a comprender algunas cosas.  Comprendí que esta tradición de Santa Claus es hermosa, que no hay nada mejor que ver a un niño reír al ver el juguete deseado.  Pero también comprendí que no hay nada mejor que poder celebrar, cada año, el cumpleaños de Jesús.  La verdad, mucha gente discute que si este es el verdadero día del nacimiento del Hijo de Dios, a mi, la verdad me da lo mismo.  A mi me parece bien creer que así es, porque esto me da una fecha para poder agradecerle que vino al mundo, que se hizo Hombre y que me salvó.

Y si, tal vez,  ya no recibo tantos regalos pero, sin lugar a dudas, ME ENCANTA LA NAVIDAD.

¡Gracias por venir a salvarme!

¡Gracias por venir a salvarme!

Como siempre, lo que escribo, lo que describo, lo que digo y lo que pienso; lo escribo, lo describo, lo digo y lo pienso Yo.  Cada quien cree lo que quiere, ama lo que quiere, sueña lo que quiere.

Anuncios